Locura por los drones (1): Buenos Aires, Serengueti y Praga

En esta ocasión les traigo tres geniales videos filmados con drones, esos vehículos aéreos no tripulados, esos aparatitos que nos gustan tanto.

El primero tiene que ver con Buenos Aires. Y adquiere la particularidad de que fue realizado mientras se jugaba el partido de fútbol entre Argentina y Holanda por las semifinales de la Copa del Mundo Brasil 2014, un miércoles 9 de julio. Es por eso que la ciudad se podrá observar así de desierta, algo muy pero muy poco frecuente. No exagero si les digo que verán más patos en el lago que seres humanos caminando.

  • Por Drone Films Project

El segundo video fue hecho en el Parque Nacional Serengueti y nos muestra algunas hermosas tomas del paisaje africano con animales salvajes actuando es su hábitat natural. Es imperdible observar la reaccion de algunos animales cuando descubren la presencia del drone, así como también contemplar las kilométricas migraciones que emprenden ciertas especies. Jirafas curiosas, cebras corriendo, hipopótamos en el agua y un guepardo comiendo a solas, todo eso lo podrán ver a continuación.

  • Por Burrard-Lucas Photography

El último está filmado en Praga, uno de mis más grandes caprichos viajeros. En cuatro minutos y medio, desde el aire, podemos apreciar toda la belleza de la gran ciudad bohemia. Comienza con un cruce del río que nos va acercando paulatinamente al centro, luego un par de vueltas más por los alrededores, y sobre el final termina apareciendo a la vista el Puente de Carlos. Todo muy hermoso, como lo es encontrarse en esas calles de tanto encanto.

  • Por Scott Goodson

 

Compartir: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Viajero Cualquiera

Me llamo Pablo Palacio. Nací en 1978 en Buenos Aires, donde actualmente vivo. Mi curiosidad me llevó a recorrer unos cuantos lugares y mi inquietud me hacer querer contarlo. Hasta el momento he viajado por 31 países. El blog lo hago desde septiembre de 2015. Te invito a acompañarme...

También te puede interesar:

Deja un comentario