Carta a un viajerito en camino

Rafael, hijo:

Es lunes, van a ser las ocho de la noche. Llovizna en Buenos Aires. Voy en un colectivo de la línea 132 de Tribunales a Caballito.

En pocos días (tal vez horas) estarás completando tu primer recorrido. Provienes del amor inmenso que nos une a tu mamá Bettina y a mí. Has estado viajando de tamaño casi nueve meses, se aproxima tu siguiente estación. Es el planeta Tierra y te ha tocado que yo sea tu padre. Por acá todos te estamos esperando con muchas ganas. En lo personal, no veo la hora de mirarte a los ojos y escucharte respirar sobre mi pecho.

Llegás a un mundo que es bastante complicado en ocasiones, vos irás marcando (minuto a minuto) tu propia huella en él. Durante tus primeros años intentaré de la mejor manera posible transmitirte mis valores, ayudándonos mutuamente a crecer. Luego el camino será enteramente tuyo, pero también estaré allí para lo que haga falta. Encontrarás personas de todo tipo, y cuantas más conozcas más te conocerás a vos mismo a su vez. El tránsito por diferentes vivencias te irá moldeado. Y “el destino lo inventás vos”, canta La Chicana.

Una noticia, que espero que sea buena para vos, es que llegás a la casa de dos viajeros empedernidos. Te servirá de ejemplo que te cuente que cuando llevabas cinco meses en la panza, anduvimos con tu mamá recorriendo China. Estuviste ahí cuando caminamos sobre la Gran Muralla, también antes cuando armamos la carpa frente a un lago en Tandil, y así podría seguir un rato… Tenemos unas cuantas anécdotas viajeras que ya te iremos contando, hasta es probable que te aburras de escucharnos alguna vez.

Te contaré cuando a los veinte años fui de mochilero a Europa con dos amigos, cuando partí solo por primera vez, de los colores que conocí viajando por Latinoamérica, cuando terminé perdido en un valle de Capadocia y cuando me encontré a mí mismo en una playa de Colonia del Sacramento, y también cómo se siente para mí mirar las nubes desde arriba. Te hablaré de las veces que tuve miedo, de la gente que me ayudó en tantas situaciones, de todo lo que pude sentir viajando. De la satisfacción por llegar después de un viaje difícil y del deseo fervoroso de volver a salir. Te diré que pienso que las experiencias más intensas que he vivido han sido durante algún viaje, en todos los viajes y en cualquier viaje.

Espero que estas historias despierten en vos la motivación para viajar. Que te inspiren… A sentir esas ganas incontenibles de conocer los modos y las maneras de otros hermanos-humanos que viven lejos (y no tan lejos), de dejarte llevar entre músicas de más allá, de buscar nuevos tipos de naturalezas y sabidurías, de participar en curiosas ceremonias cotidianas de otros lugares, de observar el atardecer sobre paisajes absurdamente hermosos.

Pero como esto no puede quedar reducido a las historias de mamá y papá, te aseguro que vas a empezar a viajar desde pequeñito. Es lo que tenemos pensado. Queremos que vos también, a tu ritmo, pruebes y disfrutes eso que a nosotros nos desvela tanto. Creo que es lo mejor que podemos ofrecerte para que te enriquezcas como persona y para que expandas tus horizontes. Además, va a ser divertido para nosotros compartir nuevas aventuras con vos, dondequiera que sea. Luego, cuando pasen los años y te pongas grande, ya será tu decisión si querés seguir haciéndolo (o con nosotros o por tu cuenta, como vos elijas). Yo guiño un ojo y apuesto que sí, apuesto a que te va a apasionar este asunto de los viajes.

Por el momento, espero que estés teniendo una buena primera travesía, hacia nosotros. Acá te esperamos con los brazos abiertos y una sonrisa en el rostro. Vos traerás alegría a nuestras vidas, en cada una de tus etapas. Pronto nos conoceremos, tenemos un montón de amor para darte.

Estoy listo para tu llegada… y muy entusiasmado. Me late fuerte el alma.

Pablo, tu papá                     

PD: A veces imagino, bromeando, que tu primera palabra va a ser «mochila».

 

Compartir: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Viajero Cualquiera

Me llamo Pablo Palacio. Nací en 1978 en Buenos Aires, donde actualmente vivo. Mi curiosidad me llevó a recorrer unos cuantos lugares y mi inquietud me hacer querer contarlo. Hasta el momento he viajado por 31 países. El blog lo hago desde septiembre de 2015. Te invito a acompañarme...

También te puede interesar:

10 comentarios

  • Llegué a leer este post a mi tiempo que es otro y si bien Rafa ya atravesó algunos universos los más lindos serán con ustedes dos, amores viajeros y ,ahora que tenés blog, más imparables ! Les deseo todo eso bello que se desea antes de los viajes.
    PD vi el video y Rafa es hermoso!! parece más grande, por ahí les vino ya con el pasaporte 🙂

    • Hola Lu… Todos los tiempos son bienvenidos.
      Gracias por tus lindas palabras. El pasaporte lo estaremos tramitando mañana mismo.
      Un beso grande para vos.

  • No puede ser mas linda Pablo!! Emocionada hasta el lagrimón, hermosas palabras, y una felicidad compartida por esta nueva aventura que arrancas a transitar, felicidades por ese amor pleno, y esos sentimientos mas que hermosos. Abrazo mas que gigante a vos, y a esa mama y a ese nuevo viajerito.

  • Sin duda al abrir sus ojos a este mundo continuara el viaje que empezo hace 9 meses. No hay nada como el amor de padres para enseñar a andar aun con error, nadie nace sabiendo, se aprende, y mams Bettina y papa Pablo aprenderan y enseñaran los caminos de la vida y los viajes.

    • Qué lindo Dorys. Te agradezco mucho tus palabras, pero mucho más aquella cena de Viajeros.com que organizaste allá por diciembre del 2014.
      Nos estaremos viendo pronto seguro.

Deja un comentario